GanaderíaCáñamo en animales

Cáñamo en animales ¿El alimento del futuro?

El cáñamo (Cannabis sativa L.) es uno de los productos agrícolas más versátiles de la naturaleza y según reportes, es utilizado para producir más de 25.000 productos y subproductos, entre los que se encuentran: papel, textiles, cosméticos, pinturas, ropa, alimentos, materiales aislantes, etc. Un producto de alto valor industrial que brinda la planta, son sus semillas, de las que se extrae uno de los mejores aceites de la naturaleza. Los chinos en la antigüedad consideraban la semilla como uno de los cinco granos principales para su alimentación (Iverson, 2000). En la actualidad la Ley Agrícola de Estados Unidos de 2018 dió un paso adicional para eliminar el cáñamo industrial de la lista I de medicamentos de la DEA, renovando el interés en el cultivo de cáñamo como un producto agrícola. Se considera que las plantas de cáñamo y sus subproductos tienen valor nutricional y potencialmente terapéutico cuando se utilizan como fuente de alimentación en los animales.

Existen diversas formas en las que el cáñamo se puede utilizar como alimento: semilla, aceite, extruido y la planta entera. Las semillas y el extruido son los de mayor interés en la nutrición animal por su rica fuente de proteínas, ácidos grasos y aminoácidos esenciales por lo cual se convierte en un potencial alimento para la ganadería (bovina, porcina y en aves). El cáñamo se caracteriza por contener una composición única y perfectamente equilibrada de ácidos grasos poliinsaturados (AGP) (omega-6 (ácido linoleico) y omega-3 (ácido linoleico conjugado), relación 3:1) (Leizer et al., 2000) y cantidades bajas de ácidos grasos saturados. Existe un gran interés de alimentar a los animales con dietas ricas en AGP para contribuir a la salud y bienestar humano mediante el consumo de omegas a través de la carne, huevo y leche ya que los AGP influyen en la salud humana, específicamente influyendo en la función cardiovascular, además de tener un efecto anticancerígeno, modula el sistema inmunitario, tiene una acción antidiabética, favorece la mineralización ósea y ayuda a reducir la grasa corporal (Gómez, 2009).Se ha observado que el uso del aceite de cáñamo en la alimentación para gallinas ponedoras incrementa el contenido de los omegas-3 en la yema de huevo (Goldber et al., 2012) al igual que en la carne de pollo (Jing et al., 2017); por otro lado también se ha encontrado que el extruido de cáñamo mejora el perfil de ácidos grasos en la carne de res (Turner et al., 2008).

En cuanto al valor nutricional de las proteínas de la semilla de cáñamo (20-25%), es importante considerar que la calidad nutricional de una proteína se define por su composición de aminoácidos y por su digestibilidad y biodisponibilidad. El extruido de cáñamo, el sub-producto resultante de la extracción de aceite, tiene un buen contenido de proteína (34%), con un perfil de aminoácidos elevado en ácido glutámico y en arginina (Russo y Reggiani, 2015) es por eso que  varios autores comparan su composición de aminoácidos con la soya y la canola que son fuentes de proteína vegetal de alta calidad y de uso común; hay que resaltar que la arginina contribuye en el crecimiento de los músculos y a mejorar el rendimiento de la canal por lo que se considera como un suplemento ideal en la nutrición de ganado de carne (Turner et al., 2008) mientras que el ácido glutámico cumple funciones importantes a nivel celular y sistémico.

Se ha demostrado que las gallinas alimentadas con cañamo aumentaron significativamente la producción y el peso de los huevos, además de incrementar la cantidad de alfa-tocoferol en la yema de los huevos. Éste tiene grandes propiedades antioxidantes que pueden disminuir la probabilidad de aparición de problemas clínicos de las aves que puede beneficiar la cría comercial de gallinas ponedoras de huevo. Además de estos beneficios, se ha observado que la presencia de este antioxidante en la carne de pollo puede tener un efecto positivo en la capacidad oxidativa (color, ph, cantidad de agua, etc) que aumenta la vida de anaquel (Mierlita, 2018).

Por otro lado, se ha evidenciado que el cáñamo puede tener el potencial de mejorar la salud intestinal y prevenir los trastornos nutricionales en rumiantes ya que sus subproductos tienen el potencial de suprimir el desarrollo de parásitos, además de aumentar la absorción de nutrientes (Semwogerere, et al., 2020). Aunado a esto, se ha encontrado que el cáñamo puede reducir las emisiones de metano a la atmósfera por parte de los rumiantes debido a que la alta cantidad de ácidos grasos poliinsaturados tiene la capacidad de reducir la producción de metano en rumen; sin embargo aún se requiere realizar más  investigación para generar evidencia. 

Aún existe una fuerte preocupación en torno a si los productos provenientes de animales alimentados con cáñamo son seguros para el consumo humano pero la Comisión Técnica de Aditivos y Productos o Sustancias utilizados en los Piensos para Animales (FEEDAP, en la Unión Europea) considera que estos productos son seguros para la alimentación humana ya que la planta de cáñamo se caracteriza por su baja concentración de 9-Δtetrahidrocannabidiol (THC, componente psicotrópico) (Klir et al, 2019); existe evidencia de que el consumo del aceite de cañamo no afecta la química sanguínea en aves y no se detectó ningún contenido de THC en los tejidos (pechuga, muslo, hígado y riñon) (Jing et al., 2017; Neijat et la., 2014) además, se ha demostrado que los cannabinoides son eliminados del cuerpo de los animales en menos de 48 hrs. después de haber sido ingeridos (Semwogerere, et al., 2020). 

El cáñamo y sus derivados se comienzan a visualizar como una alternativa prometedora en la nutrición animal, sin embargo aún es necesario generar más evidencia científica que refuerce los beneficios ya demostrados y así garantizar la seguridad y calidad en los productos de origen animal para consumo humano, sin dejar de lado el bienestar animal y ambiental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario